Mejora/reconstrucción: Amplificador Classe CAP151

 

En esta ocasión, a petición del poseedor del amplficador Classe CAP151, se realizó una mejora-reconstrucción completa de la sección de potencia, manteniendo la parte original de previo y controles, y añadiendo un módulo externo que componía la etapa de potencia, y vaciando las tripas del amplificador original para introducir los 4 transformadores de alimentación de 500W cada uno.

Se emplean para ello 2 válvulas 6H23 en la parte de entrada/driver, y 12 mosfet de 5ª generación en la parte de salida, todo ello por canal.

Los condensadores de paso de señal son Wonder-Infinicap, los cuales dan una transparencia extremadamente elevada, un grave controlado y un medio sedoso y muy natural, claro está, todo esto después de unas 600 horas de rodaje. Los condensadores de alimentación de la parte de salida son una combinación de Black gate, Nichicon Muse KZ y Elna Silmic 2. Los condensadores Black gate producen un sonido extremadamente limpio, muy abierto y muy rápido en toda la gama de frecuencias. Los Nichicon Muse KZ son muy limpios y precisos y los Elna Silmic 2 dan un grave con mucha presencia, una tímbrica muy natural y cálida, y unos medios y agudos muy definidos, sedosos y silenciosos, también después de unas 500 horas de rodaje mínimo.

La rectificación es ultrarrápida, para garantizar una respuesta impulsional extremadamente veloz (léase slew rate). Esto donde más se nota es en las grandes orquestas, en forma de alta definición de los instrumentos, voces y sobre todo un férreo control en los grandes graves producidos por los instrumentos de percusión. La alimentación en si es bastante generosa, constando de 2 transformadores de 500w por canal. Esto produce a la potencia nominal de 130w rms a 8 ohm, una reserva de energia de algo más de 5 veces la que consume, y además al estar dividido en 2 transformadores en lugar de 1 y junto a un banco de condensadores de capacidad media y baja, la entrega de corriente es mucho más rápida que en un sistema "normal". También ayuda el hecho de que la frecuencia de corte de los mosfets es de varios Mhz.

El ancho de banda "real" del amplificador es de unos 450Khz, lo que ayuda a crear una imagen 3D y una definición, simplemente fuera de lo común. Esto se completa con un sistema de protección en temperatura y continua de salida gobernado por un microcontrolador de 8 bits para cada canal, que además lleva una temporización de 1 minuto y 45 segundos para la alimentación de filamentos y de alta respectivamente. En caso de error, el sistema interrumpe la polarización de los mosfets e impide que se destruyan, ya que el tiempo de reacción del controlador es de varios microsegundos.

El comienzo de todo esto es la idea de acercar un poco más a la felicidad al poseedor de este "módulo complementario".

Todo empieza con el diseño sobre el papel del conjunto, lo cual lleva bastantes horas de cálculos ayudados por la experiencia de años en el campo del audio para saber que "trucos" se van a utilizar en la optimización del diseño. Después de esto, se comienza con un trabajo muy laborioso, que es predecir en el ordenador el comportamiento del circuito completo, para ello se realizan infinidad de simulaciones para acercarse al funcionamiento real del sistema ante numerosas situaciones, tanto de exigencia en términos de potencia, polarización de los elementos activos, condiciones desfavorables en la alimentación cuando la red es baja, por citar algún ejemplo.

Después se pasa al diseño de placas propiamente dicho. Para esto hay que pensar con bastante detenimiento la forma de hacerlo, porque estamos limitados a unas dimensiones concretas, es un trabajo largo. Hay que tener en cuenta lo primero de todo el calor disipado y el producido en el interior del chasis. Luego en las medidas del chasis y cómo hacerlo de la mejor forma posible, aparte de algunos factores más. Esta última parte es considerablemente larga en horas, pero el resultado final merece la pena.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS